¿Qué se hace cuando un sueño se convierte en realidad?

Pensaba escribir que nunca había escrito en un blog y que no tenía la menor idea de cómo se hacía. Pero después recordé que un blog es una especie de diario y ¡yo escribí diarios íntimos toda mi vida! Recorrer cada una de las páginas de esos diarios, el primero de ellos iniciado a los once años, es una sorpresa. Una no esperaría encontrarse con sorpresas en esas páginas, se supone que con los años la experiencia en la vida la va transformando y haciendo más sabia y la novedad queda un poco lejana... Pero afortunadamente logré sorprenderme. Mucho ha cambiado, pero algunas cosas siguen igual. Allí están mis emociones, mis desengaños, mis fantasías y mis enojos. Aún le temo a los sapos (sí, ya sé que no hacen nada, pero ¡me dan miedo igual!), aún me encanta el color fucsia, aún lloro al ver Casablanca. Pero sobre todo, allí están mis sueños de ser escritora.

¿Qué se hace cuando un sueño se convierte en realidad? Qué pregunta terriblemente difícil de responder. Un sueño a veces parece ser algo destinado a no ser real, o al menos yo no esperaba que este sueño fuese realidad. Uno de mis sueños está por ser real. En pocos días más va a convertirse en algo tangible. Mi sueño ya no será mío, sino que será leído, sus páginas recorridas por manos de lectoras que no conozco. Me pregunto si les gustará el libro, si se reirán en los párrafos que tanto me divirtieron o aquellos que me causaron tanta impresión que lloraba al escribirlos. Me pregunto si habrá alguien que dirá ¡puf, qué libro aburrido! y lo tirará por la ventana después de leer tres páginas. ¡Qué extraño y hermoso al mismo tiempo es haber dado este paso!

Las horas hasta que por fin tenga mi sueño entre mis manos serán largas. Paciencia. Si algo aprendí como historiadora es que las cosas simplemente llegan a su tiempo, ni un minuto antes, ni un minuto después. Paciencia entonces, Gaby.

¿Qué se hace cuando un sueño se convierte en realidad? Hay tantos sueños por cumplirse, tantos sueños que deben ser soñados, tantos libros que pueden ser escritos…

¿Qué se hace cuando un sueño se convierte en realidad?

Simplemente se sigue soñando…