La memoria fotográfica

Estas dos fotos son un verdadero tesoro para mí. La primera es de mis bisabuelos maternos, los padres de mi abuela, la mamá de mi mamá. Ellos son la pareja que está a la izquierda de la foto, sus nombres eran Sabatino y María, ambos llegados de Italia, de la región de Chietti.



En esta otra foto, está mi abuela, la primera de la derecha, a los quince años, con sus primas y una de sus tías, paseando por la ciudad de Chacabuco, lugar dónde nació.



Tengo un montón de fotografías, guardadas con mucho cariño y protegidas bajo cien candados. Cuando era chiquita las miraba todo el tiempo, tratando de reconstruir ese pasado que no había conocido.

Fueron, evidentemente, la primera inspiración para Lo que no se nombra.