Casualidades

Hoy vi con mucha tristeza que habían hecho pintadas en la casa de Alsina y Defensa llamada "los Altos de Elorriaga". La casa, junto con la que está al lado, la de María Josefa Ezcurra, había sido recientemente restaurada y puesta en valor por el Gobierno de la ciudad de Buenos Aires. Mi primera reacción fue de enojo, obviamente. Las casas estaban en un estado espantoso, hace dos años les había mostrado fotos y una vez que habían hecho algo por conservarlas, ocurre esto:

El fútbol es una innegable pasión argentina, pero duele ver el odio que está escrito en esas paredes restauradas.

Mientras sacaba la foto con el celular me quedé pensando en la frase "Belgrano estás muerto". Pensaba "y sí, está muerto hace bastante" pero también no podía dejar de relacionarlo con la casa que estaba al lado, la de María Josefa Ezcurra, precisamente una de sus amantes. Me daba la curiosa sensación de una especie de cuento histórico/fantástico que se movía entre el pasado y el presente.




Y luego, buscando cartas de amor para el taller descubrí esta  carta de Guadalupe Cuenca a Mariano Moreno:

Buenos Aires, junio 23 de 1811.

Mi querido Moreno de mi corazón: acaba de mandar doña Mercedes Lasala a ver si quiero escribirte, aunque hace ya días que te escribí vuelvo a hacerlo por no dejar de hablarte aunque sea por media de estos cuatro renglones, y te incluyo esa "Gaceta"; no te escrito más largo porque no hay más tiempo que un ratito; ha visto hoy tu madre carteles en las esquinas para que acusen a Belgrano, el que tenga de qué para hacerle el consejo, y adiós mi querido Moreno, no te olvides de mí, recibe memorias de todas, tu mujer que te ama más que a sí misma. Mariquita.

Curiosa casualidad, casi como un déjà vu histórico.