Dos libros

Hace un tiempo que quería mostrarles dos libros que tengo en la biblioteca. Son nuevos para mí, pero bastante antiguos, y más importante, difíciles de conseguir a menos que uno vaya a alguna biblioteca muy grande (la del Maestro, por ejemplo, o la Biblioteca del Congreso Nacional, probablemente la mejor biblioteca del país). Los libros son, ya lo pueden ver por la foto, Cartas de Mariquita Sánchez. Biografía de una época, (compilación, prólogo y notas de Clara Vilaseca, Editorial Peuser, 1952) y Martín Jacobo Thompson. Ensayo para una biografía de un marino criollo (de Enrique González Lonzieme, Biografías Navales Argentinas, 1969).



La biografía de Martín Thompson es necesariamente más breve que la compilación de cartas de su esposa, Mariquita Sánchez. Su vida fue relativamente corta y es poco el material escrito que ha sobrevivido para documentarla. Según he leído en la biografía de Mariquita Sánchez que hizo María Sáenz Quesada, es probable que gran parte de la documentación de Thompson se haya perdido cuando Juan Thompson, su hijo, viajó a Francia.

Uno de los documentos más interesantes que reproduce el libro es el "Expediente de limpieza de sangre de Martín Jacobo Thompson" donde se analiza con la fría crueldad burocrática la ascendencia genealógica de Thompson.



Otro documento interesante, y también triste, es esta breve carta de Vicente López a Thompson en donde le comunica que el director supremo, Juan Martín de Pueyrredón (amigo personal de Thompson) lo relevaba de su cargo en la misión en los Estados Unidos. No se sabe bien qué ocurrió, pero según parece tuvo que ver con la contratación de unos marinos polacos que Thompson envió a Buenos Aires para que pelearan en las guerras de independencia. Luego de ser relevado del cargo, los síntomas de enfermedad en Martín Thompson se agravaron y terminó por enloquecer.



El libro que contiene las cartas de Mariquita Sánchez es mucho más complejo. Básicamente es el punto de inicio de cualquier estudio sobre Mariquita que se quiera realizar y lamentablemente muy difícil de encontrar. Existe sí, y es fácil de conseguir, una muy interesante compilación y selección de estas cartas hecha por María Gabriela Mizraje y publicada por la editoria Adriana Hidalgo (ver la ficha por aquí) que está precisamente basada en este libro. La compilación de Clara Vilaseca tiene cartas a sus hijos, a su segundo marido, cartas a Sarmiento, Echeverría, Juan María Gutiérrez, al mismísimo Juan Manuel de Rosas (una de mis cartas favoritas de Mariquita). Trae, además, algunos retratos, como este de Martín Thompson (comparar con este retrato de su hijo Juan Thompson, ¿no son igualitos?).


También trae el libro un plano de la casa de Mariquita, donde vivió gran parte de su vida. Si se fijan en  detalle debajo de la palabra "jardín hay un círculo que dice "naranjo". Me pregunto si ese era el lugar del famoso naranjo que plantó el padre de Mariquita Sánchez cuando nació su hija.


Y para cerrar este post de libros enlazados por una historia de amor que fue en principio feliz y que tuvo un final trágico, aquí tienen la carta que le envía Mariquita al criado de Martín, preparando el viaje de regreso. La carta es preciosa y tiene un aire de cotidianeidad práctica que es difícil de conciliar con lo terrible de la situación (ya se sabía que Martín había enloquecido y según he leído andaba delirando por las calles de Washington).


"Cuidado, Joaquín, no permitas que nadie se aproveche de su extenuación y si les falta la paciencia y tienen el atrevimiento de no obedecerlo en todo, tendría bastante valor para matarlo(s). Cuídalo mucho, buen Joaquín, que yo te lo recompensaré. Te encargo, también, que le hagas componer el pelo. Hazle una peluca, que le abrigará mejor que un gorro y es más decente."