Otoño

El otoño tiene una luz que ninguna de las otras estaciones tiene y creo que es por eso que es mi estación favorita. Ha sido un verano largo y  movido y estoy contenta con el inicio del otoño, sus colores suaves, sus lluvias semanales y sus atardeceres lánguidos.


Las hortensias secas tienen esa cualidades otoñales que tanto me gusta: son translúcidas, delicadas y bellas aún cuando ya han pasado por su mejor momento en primavera y en verano.


Ayer realicé la primera compra de libros del otoño y del año. Uno, el más reciente, es el de Gabriel Di Meglio, Historia de las clases populares en la Argentina. Lo compré casi sin hojearlo, es uno de esos libros que sirve para todo y que después me arrepiento de no haber comprado (una aprende de sus experiencias :). El otro libro no es nuevo, es del 2003, pero nunca lo había visto antes y no pude resisitirme porque habla de una de mis temas más amados: el fin del siglo XIX y el comienzo del siglo XX. El libro es de Laura Malosetti Costa y se llama Los primeros modernos. Arte y sociedad en Buenos Aires a fines del siglo XIX. Sigo leyendo puro ensayo y nada de ficción, son las épocas que corren y después de pasar tanto tiempo escribiendo La princesa de las pampas necesito un poco de investigación después de tanta aventura y amor :).


Y a ustedes: ¿les gusta el otoño?