Una cita los martes: la respiración de las novelas

Entrar en una novela es como hacer una excursión a la montaña: hay que aprender a respirar, tomar un ritmo de marcha, si no todo acaba enseguida. (...) Hay novelas que respiran como gacelas y otras que respiran como ballenas, o como elefantes. (...) Una gran novela es aquella en que el autor siempre sabe dónde acelerar y dónde frenar, y cómo dosificar esos golpes de pedal dentro del marco de un ritmo de fondo que permanece constante. (...) Hay un pensamiento de la composición que piensa incluso a través del ritmo con que los dedos golpean las teclas de la máquina.

Umberto Eco, Apostillas a El nombre de la rosa 

Apostillas a El nombre de la rosa de Umberto Eco es uno de los libros que veremos en el taller. En ese libro Eco hace una profunda y muy interesante reflexión sobre la novela histórica y sobre el modo de escribirla. Ahora bien, yo me pregunto, ¿respirarán mis novelas como ballenas :D?