La escritura y sus problemas 3: El temor a la página en blanco


Como lo comenté varias veces, nunca sentí el famosísimo temor a la página en blanco. Una hoja en blanco, o un documento en blanco de Word en términos actuales, me dura, fácilmente, unos segundos: escribo y ya deja de ser una página en blanco. Ni crean que ahí se detienen todos los problemas de la escritura. Que si sortearon ese primer temor ya está, ya escribieron una novela. Aparecen otros, a mí me suelen aparecer ciertos bloqueos, pero lo importante es desarrollar recursos y estrategias para no paralizarse en el momento en el que los problemas empiezan. Las siguientes palabras son reflexiones, nada más, sobre un problema que no he experimentado pero sí sobre el que me hacen muchas preguntas.

Una vez leí un texto (lamentablemente no recuerdo de quién ni de dónde) en el que precisamente se hablaba del temor en la página en blanco. En ese texto, en lugar de hacerse hincapié en la parte "blanca" de la hoja se hacía énfasis en la parte de "página". La idea que proponía el autor o autora del texto era que el temor aparecía si uno pensaba  en escribir en la primera página de un libro ya consumado. Y me pareció interesante por esto: cuando uno empieza a escribir algo empieza con una carga de ansiedad tal que pretende que esa novela/cuento/poema sea tan maravilloso, tan fantástico que van a ser publicados de inmediatos, convertidos en un libro y ganar el premio Nobel en dos semanas. Y si uno escribe con ese grado de tensión, es obvio que no va a empezar a escribir, porque empezar a escribir es darse cuenta de los límites de las palabras, las dificultades de poner los pensamientos en palabras, de cómo las palabras se atoran y no terminan de decir lo que uno busca decir.

Si este es el caso, si comienzan con tantas expectativas el proceso complejo de escritura de un texto, los recomiendo dos cosas: la primera, bajar la expectativa, concentrarse en lo más importante, contar esa historia que tienen entre los dedos, sin esperar tanto de ella. La segunda: nada de lo que escriben queda marcado a fuego en algún lugar. La escritura es un largo proceso que implica correcciones, reescrituras, reelaboraciones, descartes. No esperen que la primera frase después de escribir El Título y "Capítulo 1" sea magistral porque si esperan eso entonces se encontrarán con el miedo a no poder cumplir esa expectativa.

En definitiva, la página en blanco está ahí para servirles, para ser el medio entre lo que ustedes desean contar y los demás. La página en blanco está para que ustedes la llenen de palabras, palabras que podrán ser borradas, tachadas, escritas con faltas de ortografía, palabras que no les gusten demasiado, palabras que amen, palabras que en relación unas con otras formarán la historia que quieren contar.

Pero quiero saber qué experiencia tienen ustedes: ¿han sentido el temor a la página en blanco? ¿Qué estrategias han diseñado para superarlo?

Esta entrada pertenece a la serie La escritura y sus problemas.