Una cita los martes: Guaranguería

...ser y tener buen tono es darle a las cosas su lugar. ¿Se embroma?, jovialidad, alegría, sin grosería. ¿Se habla de cosas formales?; ¡dignidad, elevación! Formalidad, circunspección. ¿Se trata en público?: moderación, respeto en las posturas y las palabras. Nada de escarbarse el pelo, las orejas, mover las piernas... Nada, ponerse sin estudio en actitud decente. Cuando no se acostumbra al cuerpo a las malas posturas, sin estudio siempre se tiene una actitud modestas, y en todo caso es mejor pecar de moderación que de guaranguería, que no sé si esta palabra existe en el diccionario, pero es la más comprensible.

Mariquita Sánchez de Thompson y Mendeville a su nieto Enrique Lezica,
 Montevideo, julio de 1854.