Una cita los martes: Espejos y tormentos

Desde hace unos días, en cuanto te veo aparecer, como si te viera por primera o por última vez, mi corazón acelera sus latidos. Eres un compendio de las personas a quienes he amado. Estás rodeado de una atmósfera líquida, estás como en el interior del agua, en la luz donde nadan los peces de las grandes profundidades del mar o en la superficie de un lago tranquilo. Sólo tu voz me hace quererte. Vivo en un mundo opaco, material, sin aire, un mundo de talleres; comprenderás que en lugar de sueños tenga a veces pesadillas.

Silvina Ocampo, "Cornelia frente al espejo".


¡Que despierte entre tormentos!- gritó con terrible vehemencia, dando con el pie en el suelo y vociferando en un súbito acceso de indomable pasión-. Pues yo voy a rezar una plegaria y a repetirla hasta que la lengua se me seque: ¡Catherine Earnshaw, ojalá no encuentres descanso mientras yo siga con vida! Dijiste que yo te había matado, ¡pues entonces persígueme! Las víctimas persiguen a sus asesino.Yo creo que hay fantasmas que vagan por el mundo, lo sé. Quédate siempre con que no puedes hacer es dejarme solo en este abismo donde no soy capaz de encontrarte. ¡Oh, Dios mío, es inconcebible! ¡No puedo vivir sin mi vida! ¡No puedo vivir sin mi alma!
Emily Brontë, Cumbres Borrascosas.

Había prometido citar hoy de nuevo a Silvina Ocampo, pero descubrí que hoy se cumplía el 195° aniversario del nacimiento de Emily Brontë, así que las cité a las dos. ¿Qué mejor que una cita de una buena escritora? ¡Dos citas de dos buenas escritoras :D!