Una cita los martes: Una carga insoportable

Se me preguntará por qué no he cultivado más mis disposiciones naturales y voy a satisfacer a esta objeción. Desde muy pequeña me hicieron entender mis padres que cualquiera que fuese la instrucción que yo llegase a adquirir por medio de la lectura, era necesario saber callar. Cuando empecé a reflexionar por mí misma conocí cuán acertado era a este respecto su modo de pensar y exagerándolo tal vez en demasía juzgué que una mujer literata en estos países era una clase de fenómeno extraño (tal vez) acaso ridículo y que un cultivo esmerado de la inteligencia exigiría de mí hasta cierto punto el sacrificio de mi libertad personal. Después de casada, mi marido y otros amigos me han estimulado más de lo que yo merecía pero ya es tarde. Una contracción asidua al estudio alteraría mi tranquilidad y, lo que es peor, no podría conciliarse con los deberes que me impone mi numerosa familia. El tiempo que me dejan libre mis ocupaciones lo empleo en leer algunos libros útiles para la educación de mis hijos, sin que yo haga en esto el menor sacrificio, pues no conservo pretensión alguna contraria al género de vida que tengo adoptado y conservaré siempre. (...) en efecto, una reputación literaria habría sido para mí una carga insoportable.

Fragmento de una carta de Mercedes Marín de Solar a Juan María Gutiérrez

En la década de 1840 Juan María Gutiérrez se dedicó a compilar una colección de poemas de autores latinoamericanos al que llamaría América poética. Entre otros autores, convocó a la escritora chilena Mercedes Marín de Solar, quien aceptó enviarle poemas suyos para su publicación. Junto con los poemas le envió estas palabras que cito hoy. Había leído sobre mujeres que habían peleado por un lugar en el mundo literario, Juana Manuela Gorriti y Juana Manso entre otras, pero nunca había tenido oportunidad de leer a una mujer que aceptara el status quo y renunciara a ser escritora y adoptara el silencio como norma. Triste época en la que las mujeres tomaban una vida literaria como una carga insoportable.