¡Candombe!

Ayer estuve por segunda vez en la llamada de candombe organizada por Lindo Quilombo - Candombe Independiente (el link los lleva a la página de Facebook de la agrupación). El año pasado había ido por una razón: quería saber cómo se sentían los tambores del candombe en Buenos Aires, porque un capítulo de La hija del Tirano iba a tener como centro un candombe. Este año fui porque sí, porque el ruido de los tambores contra las paredes, el color de las ropas, el ambiente amigable y quilombero (amo la palabra quilombo :D). Me traje un montón de fotos y hasta un video. Aquí van:

La cita esta vez fue en la esquina de las calles México y Tacuarí, en Monserrat, a dos cuadras de la Av. 9 de julio:





Antes de empezar, el temple de los tambores junto al fuego:





¡Y después se arma el quilombo!

Los tambores y las manos haciendo candombe:








 Hombres y mujeres haciendo sonar los tambores por las calles de Buenos Aires:







Y al ritmo de los tambores, el baile:






Dormido durante mucho (demasiado) tiempo el candombe está recuperándose en Buenos Aires. Los uruguayos llevan la delantera, el candombe uruguayo se ha mantenido vivo (de ahí la bandera uruguaya que se ve en algunas fotos) a tal punto ser considerado Patrimonio Inmaterial Cultural de la Humanidad por la UNESCO. Hay varias agrupaciones y centros culturales en Buenos Aires que están recuperando la cultura candombera, solo hay que buscarlas por las redes sociales y estar atentos a las llamadas de candombe.

Y antes de terminar la entrada, el video:



La llamada duró hasta las 23 hs. y no podía quedarme. Espero poder quedarme hasta el anochecer la próxima vez, ya me imagino las fotos del anochecer...