Una cita los martes: Como ropa mojada

7 de julio
Ahora sí, en verdad, comienzo a sentir llegar la muerte.
No es que esto me atemorice ni me vuelva aprensiva: no. Sin miedo ni pasmo veo que, en efecto, esa hora se acerca.
Tanto mejor, llega en tiempo en que la vida pesa como ropa mojada que es preciso cambiar.

Juana Manuela Gorriti, Lo íntimo.