De regreso

De regreso de mis vacaciones del ciberespacio. Como les había dicho me tomaba el mes de enero fuera de las redes sociales. Pero no me fui de vacaciones. Mis verdaderas vacaciones (y ya no puedo más de la ansiedad) vendrán en marzo. Con viento a favor y si todo sale bien, prometo fotos cuando regrese del paraíso :).

Tengo como propósito de este año publicar más seguido en el blog. Ya lo había logrado el año pasado, pero me propuse una meta un poco más exigente: publicar de lunes a viernes. Veremos a fin de año si logré cumplirla. También le dí un nuevo diseño al blog, con nuevas secciones y mis libros divididos por editorial. Espero que así la información sea más accesible.

La cita de los martes seguirá también este año pero con una particularidad: las citas serán de cartas de Mariquita Sánchez, tomadas del libro Cartas de Mariquita Sánchez. Biografía de una época de Clara Vilaseca. No solo incluiré cartas que Mariquita envió a familiares y conocidos, sino también cartas que le enviaron a ella y cartas de sus conocidos haciendo referencia a ella. Va a ser un año interesante en materia de citas.


A fines del año pasado me compré una cámara nueva con la que no me llevo del todo bien pero poco a poco la voy domesticando antes de que ella me domestique a mí :). Además me compré un trípode al que adoro y que me ha permitido sacar fotos más que interesantes. Como una nueva sección fija voy a empezar a publicar esas fotos los viernes. 

Me había propuesto leer mucho este mes de enero. El calor (terrible, terrible calor) lo hizo imposible. Sin embargo, me compré dos libros a fin de mes que me tienen atrapada y los leo alternativamente. Uno de esos libros es la selección y traducción de los Poemas de Emily Dickinson que hizo Silvina Ocampo. Publicados por Tusquets, los poemas de Dickinson son esenciales si les gusta la poesía. El otro libro es Adán Buenosayres de Leopoldo Marechal, una edición reciente de la editorial Corregidor. Es una edición crítica (aquí pueden leer algo sobre ella), con un prólogo extenso y citas al pie de página (a veces demasiadas citas, y eso que me gustan). Adán Buenosayres es un libro de difícil recomendación pero lo que leí hasta ahora ha sido maravilloso y he llegado a preguntarme "¿cómo es que no leí esto antes?". Es uno de esos libros que marcan un antes y un después. Bienvenido sea.

Por último, pero no lo último, Marcelo De Biase, uno de los primeros amigos de este blog, publicó una de sus experiencias urbanas hoy. Encontró a una mujer en el subte leyendo Orgullo y Prejuicio de Jane Austen. Pasen y lean la polémica reflexión que hace Marcelo sobre la mujer de blusa floreada, un gordito y un libro.