Tecito, galletitas y libros

Estoy lectora últimamente y estoy contenta por eso. Mi vida como escritora con dedicación exclusiva (si conocen algo de docencia saben a qué me reriero ;D) ha hecho que la lectura fuera cediendo terreno. Simplemente no encontraba ganas para leer.

Lo que no significa que encontrara ganas para comprar libros. Ah, no, eso nunca falta. Compraba sabiendo que las ganas de leer-por-leer volverían algún día. Por suerte creo que han vuelto.


Hace muy poquito terminé La revolución es un sueño eterno de Andrés Rivera. Es una novela histórica que cuenta los últimos días de Juan José Castelli, uno de los artífices más importantes (quizá el más importante) de la Revolución de Mayo de 1810. Creo que alguna vez lo he mencionado: soy muy exigente con las novelas históricas. Muy pocas novelas pasan ese nivel de exigencia pero cuando lo pasa, qué hermoso es descubrir alguien que comprende de qué se trata novelar el pasado. Andrés Rivera supo hacerlo. La revolución es un sueño eterno es una excelente novela histórica y no por casualidad le hizo ganar varios premios a su autor.


¿Recomendada? Obvio.


No es novedad que admiro a Mauricio Kartun y no quería dejar de recomendarles estos tres libros. Siempre me preguntan qué leer para mejorar en la escritura, Kartun es la respuesta. Sobre todo el libro Escritos. 1975-2005 de editorial Colihe, una recopilación de ensayos sobre dramaturgia. Me dirán "pero yo no quiero escribir teatro", no importa. Kartun es un gran maestro, uno de esos que ama tanto lo que hace que resulta imposible no aprender algo al tiempo que se lo escucha o se lo lee. 

Los otros dos libros son obras de teatro: Sacco y Vanzetti. Dramaturgia sumaria de documentos sobre el caso de Adriana Hidalgo Editora y Tríptico patronal de Editorial Atuel. Les recomiendo mucho leer teatro. Así empecé yo mi camino en la escritura, con una obrita de teatro. El teatro ofrece infinitas posibilidades, incluso a los novelistas. 


El último libro está en proceso de lectura. Lo publico este mes la editorial Alfaguara. Se llama: Cortázar de la A a la Z. Un álbum biográfico y es una edición de Aurora Bernárdez y Carles Álvarez Garriga. Por razones que ya les voy a contar, ya conocía la exitencia de este libro mucho antes de su aparición. Por eso mismo me intrigaba mucho. Decir que es un librazo es no hacerle justicia. En cuanto lo termine haré la reseña porque vale la pena hacer conocer un libro así.

Es todo por el momento en materia de libros comprados y leídos. Ya vendrán más noticias, por supuesto. Hasta ahora no soy capaz de pasar por una librería y no traerme nada...

PD: El tecito me lo tomé pero las galletitas volvieron al paquete. Bua.