Visita a Mar del Plata

Debo comenzar la crónica del viaje a Mar del Plata diciendo que no conocía la ciudad.

Oh. ¿Sorpresa, no?

Pero bueno, gracias al Espacio Clarín y sobre todo a Flavia Pitella, ahora sí, ¡ya puedo decir que conozco Mar del Plata! Y más todavía: ¡me encantaría volver! Ahora sí me siento argentina ;).

La visita duró menos de un día pero valió la pena. Vean mi cara de felicidad y mis rulos revueltos:


Y con la cámara lista, por supuesto. No quería volverme sin visitar la playa, ver el mar de cerca y sacar muchísimas fotos.

Apenas recordaba el mar, hacía muchísimos años que no lo veía. Así que cuando dejamos el hotel con Andrea, moría de ansiedad por estar en la playa. Y tanta ansiedad era que cuando lo ví de lejos empecé a saltar de la emoción :).


Llegamos después del mediodía con Andrea y nos fuimos a almorzar a la playa.


Hacía bastante frío ese día, sobre todo cerca del mar. Había mucho viento y la campera no me daba nada de calor a pesar de estar bajo el sol. No entiendo cómo la gente se metía en el agua, pero bueno, no soy muy acuática que digamos :D.


Enseguida terminé de comer y empecé a sacar fotos a todo lo que se me cruzaba. El mar estaba violento y los bañeros andaban de un lado para el otro sacando a la gente del agua.


Yo feliz por el viento. ¡La playa solitaria era la que quería fotografiar!


El mar solitario estaba ideal para los retratos sin gente :D.


El mar y el cielo parecen eternos cuando la playa está vacía...


El peligro del mar era real. Tuvimos un rescate frente a nuestros ojos. Por suerte no fue más que un susto. La gente corría para ver qué había pasado. ¿La verdad? Imprudencia era lo que había pasado. Estar en un mar claramente violento. A veces uno no entiende a las personas...


Se acercaba el momento de la entrevista en el Espacio Clarín así que tuvimos que dejar la playa. No sin antes merendar. Y, claro, pasamos por un Havanna:


Sí, sí, esa es una remera de Rainbow Brite :D.

Hasta aquí mis fotos. Pueden ver fotos y detalles de la entrevista en el Pantano de Fiona más un adelanto de mi próxima novela (oh, sí). Como dice Andrea en su blog, no podemos más que agradecer al Espacio Clarín Personal por habernos recibido, a Ana María Zaninetti y a María Oar por haber hecho que todo saliera perfecto y a Flavia Pitella por habernos convocado (y si querés vamos otra vez, no hay drama :D). También corresponde agradecer a todos los que fueron a vernos, ¡gracias por compartir ese momento con nosotras!

Bonus Track:

Quería grabar el mar, el viento y la playa y resulta que... Bueno, mejor miren el video: