Eclipse de Luna: Se ruborizó la Luna

Interrumpo la Cita de los martes (saldrá mañana, no extrañen a Mariquita), para compartir con ustedes las fotos que pude sacar del eclipse de Luna de esta madrugada.

Creo que nunca lo conté, soy una astrónoma frustrada. Y todo por culpa de la Universidad de Buenos Aires que no tiene una carrera de Astronomía como tal. Y también quizá porque la astronomía implicaba mucha matemática y bueno... no es mi fuerte :D.

La cuestión es que aunque mi camino fue hacia otro lugar, siempre quedé interesada en términos astronómicos, sobre todo los observables a simple vista. Uno de las cosas más hermosas que he visto fue un cometa, hace unos años, un objeto tan elegante que no podía dejar de mirarlo. De hecho, todavía es recordado en mi barrio porque se veía a la perfección. Fue el cometa McNaught y fue hermoso mirarlo durante las tardes de enero del 2007.

Esta madrugada pudimos ver un eclipse de Luna, que tuvo la particularidad de sonrojar a la Luna. Desafié al sueño y al frío, preparé mi trípode y saqué fotos. Sabía que la calidad no iban a ser la misma de esta foto, por ejemplo, pero por lo menos, no me iba a quedar con las ganas. Comparto con ustedes las fotos:



En las dos fotos anteriores la Luna todavía no está cubierta por la sombra de la Tierra. Se ven, además, dos puntos blancos. Uno, muy cerquita de la Luna, es la estrella Spica. Y el otro, más grande y más brillante, es el planeta Marte, que también se ve rojizo a simple vista, aunque la cámara no lo captó.


Eclipse de Luna a las 04 y 30 de la madrugada. Bellísimo y sereno.


La Luna, Spica y Marte a las 4 y 32 de la madrugada.

¡Quiero más eclipses! Y una cámara mejor, ¿puede ser :D?

PS: Acabo de descubrir que hace dos años se veía en el cielo una conjunción planetaria y lunar y al mismo tiempo les mostraba mi novela La princesa de las pampas. Hermosa coincidencia :).