Una cita los martes: La verdad que procuran oscurecer



Ya debes conocer por experiencia que no se puede discurrir con las pasiones. No hay nada más difícil que convencer a los que tienen un interés en hacer creer que obran con justicia en sentido inverso. Nadie quiere condenarse a sí propio, y así, es perder el tiempo el persuadir a las gentes de mala fe y que conocen perfectamente la verdad que procuran oscurecer. Estoy fastidiada de la inmoralidad de nuestra sociedad ¡qué petulancia! ¡qué inconsecuencias! ¡qué impaciencia de figurar y llamar la atención con impertinencias! Son incalculables los males que causan ciertas gentes y después se afligen por los resultados de sus imprudencias. Pero es perder el tiempo deplorar lo que tú conoces como yo.

Mariquita Sánchez a su hijo Juan Thompson,
Montevideo, 19 de marzo de 1840



Me estoy conteniendo a duras penas de publicar las mejores citas de Mariquita, esto es, las que me inspiraron a escribir La Dama de los Espejos. Pero me encantaría que ya muchos hayan leído la novela y puedan decir: "Aaaaaaah, así que esto era así..." o "Mirá vooooos...". Mientras tanto les dejo esta cita maravillosamente lúcida (y terriblemente actual).