Una cita los martes: Mujer que tiene sus pasiones



Mujer que tiene sus pasiones tiene mérito y, sea en la clase que sea, tiene corazón y es lo que aprecio. De las mujeres impecables tiemblo: son perversas; pero no digas esto, hija, porque me tendrán por una bandolera; pero es que yo entiendo la virtud por otra cosa. La que puede reunirlo todo es un prodigio raro; pero he notado en mi larga peregrinación que las Castas Susanas son un saco de envidias, las más veces porque nadie las persigue y por vanidad.

Mariquita Sánchez a su hija Florencia Thompson, 
Montevideo, 29 de julio de 1854.





Por fin llego abril y mi versión de Mariquita ya está en las librerías. Mañana voy a contarles un poco más sobre el proceso de escritura de la novela, los temores, las dudas, los problemas. Hoy comparto con ustedes una de las frases que siempre me impacta de Mariquita. Ciertamente fue una mujer de pasiones y esa fue la que intenté escribir. Ojalá les guste mi Mariquita.