Buenos Aires y van Gogh

La ciudad de Buenos Aires comparte algo con el pintor holandés Vincent van Gogh. Ambos comparten un origen binario, un espejo en el pasado que le recuerda que alguna vez había sido otro que ya estaba muerto.

Vincent van Gogh en 1866 - Fuente


El 30 de marzo de 1852 nació Vincent van Gogh, hijo de Teodoro van Gogh y Ana Cordelia Carbentus. El niño muere a los seis meses.

El 30 de marzo de 1853 nació Vincent van Gogh, hijo de Teodoro van Gogh y Ana Cordelia Carbentus. El niño se convertiría en el mayor de los seis hijos de la familia van Gogh, en uno de los mejores pintores de todos los tiempos y en un hombre de vida torturada por la locura. 

Buenos Aires también tiene una hermana mayor, un boceto, un proyecto que fracasó y con quien compartía el nombre.

El 2 o el 3 de febrero de 1536 una expedición al mando de Pedro de Mendoza fundó en nombre del rey Carlos I de España, un poblado al que se llamó Real de Nuestra Señora de Santa María del Buen Ayre.

La imagen Theodor de Bry quien ilustró las crónicas de Ulrico Schmidel, conquistador y cronista de la expedición, nos habla del fracaso de la primera fundación:

Fuente
La población local, querandíes, en su mayoría, atacaron el poblado de los conquistadores e hicieron fracasar la fundación, derrotando a los españoles. Los sobrevivientes, luego de varias penurias, fueron trasladados en 1541 a la ciudad de Asunción, ubicado en el territorio del actual Paraguay.

Pero la corona española quería una población estaba en las márgenes del Río de Solís (o de La Plata) para tener una salida directa por el océano Atlántico. Fue así que en 1580 sale de Asunción una expedición dispuesta a establecerse en la zona donde antes había fracasado Pedro de Mendoza. 

Primera página del Acta de Fundación de Buenos Aires por Juan de Garay - Fuente
La segunda, y definitiva, fundación de Buenos Aires, se hizo hace 434 años, el 11 de junio de 1580. Juan García de Garay, jefe de la expedición, la fundó en nombre del rey Felipe II de España y la llamó Ciudad de la Trinidad y Puerto de Santa María de los Buenos Ayres. La fundación fue hecha en un terreno elevado junto al río, lo que hoy conocemos como Plaza de Mayo.

Hay un detalle más sobre Vincent van Gogh. Hay un tercero, a quien Vincent, el pintor, llegó a conocer. Su propio sobrino, Vincent van Gogh, nacido en 1890, hijo de su adorado y fiel hermano Theo van Gogh, aquel que lo protegería durante su difícil existencia. Poco después del nacimiento de Vincent van Gogh, Vincent van Gogh, sería dominado por la locura y se suicidaría.

Me pregunto si habrá una futura tercera Buenos Aires, nacida del barro y la lluvia, del amor entre el río plateado y la llanura. ¿Se volverá también loca Buenos Aires al conocer a su nueva homónima?