Deseos de cosas imposibles




Hace un tiempo les contaba que me gustaba mucho esta canción, "Deseos de cosas imposibles" que cantan Abel Pintos y La Oreja de van Gogh. Pero hoy no quería hablar de esta canción, sino de su título. "Deseo de cosas imposibles" me lleva a pensar en esos deseos imposibles de cumplir. Y no hablo de esos deseos muy profundos que uno tiene (conocer la ciudad de Florencia, tener una casa chorizo remodelada, para nombrar alguno de los míos) y que a veces los ve lejanos por falta de dinero o de oportunidad. Hablo de esos deseos de cosas verdaderamente imposibles.

Yo tengo uno de esos, uno que me ataca cada cuatro años, cuando se da inicio a esa bella y emocionante costumbre deportiva que son los Juegos Olímpicos. Quizá porque sean precisamente olímpicos (mi amor por la historia comenzó por Grecia), esos quince días olímpicos me transformarn, me convierten en un ser que se conoce todas las banderas posibles, los nombres más extraños de atletas kenyatas, las marcas de los saltos con garrocha, un ser que es capaz de tolerar hasta juegos de ping pong y hablar con Gonzalo Bonadeo a través de la televisión.

Una disciplina, sobre todo, me fascina: la gimnasia artística. Quizá no hayan visto nunca los Juegos Olímpicos Completos, quizá no deliren como yo con los cien metros llanos, pero seguramente, alguna vez, vieron la gimnasia artística. Y si hablo de gimnasia artística, seguramente habrán escuchado de Nadia Comaneci, una de las más grandes, sino la más grande, gimnasta de los Juegos. Vean este videíto, su famoso diez perfecto, y maravíllense:

¿Hacia dónde vas Margall con tanto prolegómeno?

A esto: mi gran sueño de algo imposible es ser una gimnasta olímpica del bloque soviético (tiene que ser del soviético). Sueño imposible por todos lados: porque ya no estoy en edad, porque hacer gimnasia era/es una tortura para mi alma de ratón de biblioteca, porque el bloque soviético ya no existe... Es un sueño inútil pero les juro que cada cuatro años se renueva mientras charlo con Bonadeo.

¿Y ustedes? ¿Tienen algún sueño absolutamente imposible?