Una cita los ¿jueves?: Imagínate cómo lo sentiré


Mucho va a sorprenderte el saber que Juan María  está preso con una barra de grillos en la cárcel sin que le haya valido su inocencia. Juzga la aflicción de su familia, de la Wilson (novia de Juan) que era su solo consuelo. Hace un mes que está en tal estado. Se dan varios motivos para su prisión. Aún no sé lo cierto porque la comunicación con Buenos Aires es ahora muy escasa. Imagínate cómo lo sentiré pues conozco lo que vale para el país un joven de sus cualidades y virtudes. Parece le piden diez personeros para la guerra, pues así se le pide a todos los prisioneros. Estos personeros cuestan dos mil pesos lo menos cada uno, y si se desertan tienen que reemplazarlos. Considera la dificultad para encontrarlos, pues deben ser de los que no estén enrolados. Algunos jóvenes no han encontrado y los han filiado como soldados de línea. Dicen que el estado de Buenos Aires es lo más triste.

Mariquita Sánchez a su hijo Juan Thompson,
Montevideo, 19 de marzo de 1840

"Imagínate cómo lo siento" le dice Mariquita a su hijo Juan y debo admitir que yo lo imaginé todo. La carta es compleja, Mariquita varía de información en información como si no quisiera olvidarse de nada. También está claro que sufre por Juan María. Gutiérrez fue uno de los pocos de la Generación del '37 que sufrió la prisión de Juan Manuel de Rosas, en uno de los años (el otro fue 1842) más violentos de su gobierno. Mariquita nos invita a imaginarnos cómo se siente porque ella es incapaz de describirlo... ya estoy imaginando de nuevo ;). 

La semana próxima les traeré la continuación de la historia...