Una cita los martes: Una orgía meramente masculina, etc.


No me he entregado a la enseñanza como le han dicho a usted, sino a la más completa haraganería: se pasea, se visita, se baila también; no falta de vez en cuando una orgía meramente masculina, etc. Sin embargo será preciso pensar en algo luego que me resigne a permanecer aquí (...). Ya me conocen como ingeniero y me sería fácil obtener la confianza de algunas familias para dar lecciones de cualquiera cosa aunque sea un poco a la violeta. En fin, no tengo el hambre ni la miseria por lejos del cuadro de mi vida aquí.
(...) Venga ese "Ángel caído", y que venga cuanto antes; estoy enamorado de una mujer que ama los versos y los de usted muchísimo. Lo felicito por la continuación de este poema; unido al de "La guitarra" formará un lindo volumen digno de su nombre y ansiado por la novedad de sus pinturas.
De Juan María Gutiérrez a Esteban Echeverría,
Pelotas (Brasil), 4 de mayo de 1844

Juan Martía Gutiérrez es un intelectual poco conocido del siglo XIX. Para muchos escuchar los nombres de Juan Bautista Alberdi o Esteban Echeverría resulta familiar, pero la figura de Gutiérrez es más oscura. Sin embargo, Gutiérrez fue uno de los líderes de esa Generación del '37 que encabezó la lucha intelectual contra Juan Manuel de Rosas. La relación entre Echeverría y Gutiérrez en particular fue casi de hermanos. Echeverría tenía una salud delicada y su amigo siempre está instándolo a cuidarse.  Gutiérrez fue muy capaz de reconocer que su amigo era el mejor escritor del grupo. Tanto fue así que muchos años después de la muerte de Echeverría en 1851, Gutiérrez será quien recupere sus papeles y edite, por primera vez, el ahora famoso cuento "El matadero". En estos fragmentos que cito queda en evidencia el cariño de Gutiérrez hacia Echeverría (retribuido en las respuestas), la dificultad de la vida de los emigrados en Brasil y la vocación editora de Juan María.

Pero a quién engañamos. 

La palabra orgía se lleva la atención de estos fragmentos. Siempre me quedé pensando, ¿sería efectivamente una orgía? ¿Sería una suerte de reunión en un prostíbulo? Sarmiento es conocido también por su participación en estos ¿eventos? Por más que busqué, no encontré referencia a qué se llamaba, en efecto, orgía. Habrá que imaginarlo.

Habrá que imaginar también quién es esa mujer de la que está enamorado Gutiérrez y que espera, cómo él, la conclusión del poema "El ángel caído" de Echeverría. Ni hace falta decirles quién imagino que es...