Una cita los martes: La casa de los espejos

La casa de Marica Thompson es la más vasta de la ciudad. (...) Entras y tienes la vista de un patio jardín pavimentado, con una fuente de plantas exóticas y plantas finas, un artístico aljibe de mármol con sombrero de fierros forjados formando glorietas; varias tinajas muy finas. Entras a una recova y subes a un espacioso corredor que abarca toda la parte principal del edificio. No se puede ver nada más lindo: su techo abovedado, cubierto de lienzo pintado; espejos de trecho en trecho y brazos de tres luces en profusión. El antiguo salón todo forrado de brocato amarillo con bellotas dibujadas, y el techo en trabajo de espejos unidos en triángulo, abovedados con varillas de oro; en un ángulo un estrado no muy grande, en el otro el piano, el arpa, una preciosidad con al pintura al barniz. (...) Aquí dicen que Marica ha repartido o vendido mucho. Si esto es tan hermoso, no puedo concebir lo fuera más antes, mejor, más rico y suntuoso. (...) Quisiera que vieras ese corredor: una alacena, con sus tapas lujosas de espejos y maderas blanco y oro, dentro, ganchos en profusión para los sombreros y tapados; en medio del corredor, una linda escalera, de cada lado tres hermosos ventanales ovales, del suelo hasta el techo, que dan mucha luz; en las paredes de sus frentes los espejos.

Mariquita Nin a su hija, carta sin fecha (la carta menciona la casa de Florencia Thompson y su deseo de que Mariquita viva otra vez en Buenos Aires, probablemente sea de fines de la década de 1840 o inicios de 1850) .

Mariquita Nin de Estévez fue una gran amiga de la Mariquita más famosa. Es curioso que la llame "Thompson" cuando está claro por las cartas que  Martín ya había muerto y que se habla de la época de esplendor de la casa de Mariquita, es decir, la época de Mendeville. El lujo que declara la cronista es inmenso, y según dice ella, ha perdido mucho de lo que había sido. Está demás decir que fue esta carta, y todos sus espejos, la que tuvo un enorme peso a la hora de entender y escribir a Mariquita.