Mayo

Mes extraño el mes de mayo: me resultó larguísimo y también sentí quedarme sin tiempo. ¡No puedo creer que ya estemos a mitad de año! Pero fue un mes productivo y entretenido y aquí les cuento:

-La Feria del Libro terminó hace varias semanas pero todavía siguen sus efectos. En mi entrada de abril no les mostré los libros que compré en la Feria y en esta entrada voy a solucionar esa omisión. Prepárense porque son varios :D.


Tengo bastante para leer, ¿no? La foto  no es la mejor porque los días nublados, como hoy, son terribles para las fotos. Pero, bueno, lo que importa son los libros. Solo dos hombres en esta pequeña colección: Sarmiento y Ulrico Schidel. Pero siempre es así conmigo: termino comprándome libros de historia sobre mujeres o sobre familias. Una tiene su corazoncito. Aquí estoy mi querido E no fue una compra sino un regalo de la propia Gabriela Romero, ¡muchas gracias tocaya!

¿Y? ¿Les tienta alguno?

-Hablando de la Feria del Libro, estuvimos charlando con Florencia Canale y Gloria Casañas en una mesa organizada por editorial Perfil. Pueden ver un fragmento de la charla por acá. Y también, mi querida Flavia Pittella me entrevistó para Infobae y pueden ver la nota y el video por acá.

-¿Flores en otoño? ¡Sí! Soy la más ignorante en tema flores pero según estuve investigando son crisantemos San Vicente y parece que el crisantemo es el rey del otoño. Así que ahora es mi flor favorita. 


Según dicen algunos también son para poner en los cementerios pero, no sé, asocio más los claveles o las azucenas a esas actividades. En fin, aguanten los crisantemos :D.


-Y hablando de cementerios, mi primo Edgardo tuvo la oportunidad de sacar esta foto del Cementerio de la Recoleta y enseguida me la mandó por celular. ¿No parece un lugar completamente diferente? Al fondo, justo enter los dos árboles, se puede ver la parte trasera de la Iglesia del Pilar.


-¡Soy adicta a Instagram y no me avergüenzo! Es mi red social favorita por lejos. Pueden seguirme por acá. Miren este atardecer matancero que compartí, ¿no es hermoso?
 

-Siguen llegando nuevas reseñas de El Secreto de Jane Austen y yo soy super feliz por eso. Pueden leer la hermosa reseña de María Clara Silles por acá. Y dos reseñas llegan desde más allá del Atlántico, una desde el blog La petita librería de España, y que pueden leer por acá. Y la otra desde el blog Adivina quién lee y pueden leerla por acá.

-Maquillaje: Uno de mis temas favoritos pero esta vez la voy a hacer corta. Los tonos ciruelas, frambuesas y rojos se abrieron camino en el bolsito de maquillaje y se llevaron toda la atención. 



También empecé a usar rubores en crema y bálsamos con algo de color porque el frío causa estragos en los labios. Ese Lip Butter de Nivea es uno de mis favoritos sobre todo porque tiene gustito a chocolate blanco ♥ (aunque diga vainilla y macadamia).

-Y por último: ¡AGUANTE DOWNTON ABBEY!

Ok. 

Me calmo.

Tengo Netflix desde el mes pasado y, como muchos, me volví adicta a esa maravilla que es Downton Abbey. Llego un poco tarde, lo sé, pero oh, qué feliz que me hace Downton Abbey. De hecho, es tan hermoso que así como hay un "estado zen", debería haber un "estado Downton Abbey" de paz y tranquilidad donde todo está bien, la señora Hughes nos hace un tecito, lady Violet nos hace reír y lady Mary es una maldita con todo el mundo ;). 

Comparto algunas capturas de pantalla de mis momentos favoritos:
 
-Shirley McLaine y Maggie Smith juntas. ¿Qué más se puede pedir?


-Este vestido de Lady Edith me pareció el más hermoso de todos los que ví en el programa, ¡y eso que había para elegir!


-Tiaras, tiaras y TIARAS. ¿Por qué no volvemos a las tiaras? No sé si exactamente esta de lady Rose era una tiara pero me quedé con la boca abierta cuando la ví. ¡VAMOS POR MÁS TIARAS! (Este capítulo, de Navidad de la quinta temporada fue uno de mis favoritos, toda la familia Crawley (criados incluídos) tirando para el mismo lado y haciendo estragos :D).


-Mi momento favorito de la serie (todavía no ví la sexta temporada, así que no spoileen). Lloré cuando lo ví, lloré tanto que tuve que parar y repetir. Esta escena es magnífica y una de las mejores escenas de amor que he visto: esperada pero con un toque sorpresa que me hizo saltar las lágrimas. Bravo por Julian Fellowes y los actores, es una pequeña joya esta escena.


Y por sobre todo:

¡AGUANTE DOWNTON ABBEY!

¡Y LAS TIARAS!

Ommmmmmmm...

^_^