Que Se Pone Primero El Bloqueador O El Maquillaje?

Que Se Pone Primero El Bloqueador O El Maquillaje
Pero, ¿cuándo se emplea cada producto cosmético? – Según Muñoz, los pasos a seguir para un buen uso de los cosméticos en verano son:

  1. Limpieza.
  2. Contorno de ojos.
  3. Serum.
  4. Tratamiento (crema, gel, etc).
  5. Protección solar.
  6. Maquillaje.

Aunque la época estival en la que nos encontramos requiera de productos que no se suelen emplear en otras temporadas, no hay que dejar de utilizar los tratamientos que cada piel necesita los 365 días del año , como es el caso de la hidratación. Muñoz señala que “los protectores solares, por su propia composición, pueden tener cierto efecto hidratante pero su función no es esa, si no protegernos de las radiaciones UV e IR2. ” Una vez aplicada la crema hidratante sobre el rostro, se procede a suministrar el bloqueador solar en pequeñas dosis, con el fin de proteger la dermis facial de las radiaciones nocivas.

¿Qué se pone primero el bloqueador o el maquillaje?

La mayoría de las personas relaciona los protectores solares con el verano, la playa o con pasar un día al aire libre. Pero… ¿sabías que los filtros solares pueden ayudar a retrasar el envejecimiento de la piel causado por los rayos ultravioletas y prevenir la aparición de manchas indeseadas? Nos despertamos y casi de forma automática nos cepillamos los dientes, nos ponemos desodorante y maquillamos nuestro rostro.

¡ALTO! Antes del maquillaje es preciso colocar una crema con filtro que te proteja de los rayos UVA y UVB. Muchas veces se teme que al aplicar maquillaje sobre el protector solar se pierda parte de la efectividad del producto, pero esto no es cierto.

Usando los productos adecuados y en el orden indicado, la protección solar es exactamente igual y el maquillaje durará más tiempo sobre tu rostro.

¿Qué es primero la crema hidratante o el protector solar?

Cremas hidratantes y protector solar Si después vas a aplicar un protector solar (es la crema que los dermatólogos recomiendan usar todos los días) hazlo después de la hidratante y antes de la prebase o base de maquillaje.

¿Qué pasa si mezclo maquillaje con protector solar?

Gross señala que las cremas solares físicas sí que pueden mezclarse con base de maquillaje, pero no es lo ideal, ya que ‘ mezclar una crema con SPF con otra sin SPF se reduce el SPF total’, avisa.

¿Cómo se debe aplicar el protector solar en la cara?

¿Cuánto protector solar deberías usar? – A la hora de aplicar o reaplicar un fotoprotector, es importante que tengas en cuenta qué partes del cuerpo van a estar expuestas al sol, pues esas son las zonas que necesitan protección. No te olvides de áreas como las orejas, la parte superior de los pómulos o los laterales del torso. Que Se Pone Primero El Bloqueador O El Maquillaje ¿Y cuánto protector solar se debe usar? Para la piel del rostro, la cantidad adecuada son dos líneas extendidas en dos dedos. En cuanto al cuerpo, un truco orientativo para saber cuánto producto echarse es usar el equivalente al contenido de un vaso de chupito o de dos cucharadas (unos 30 ml) para toda la piel que se vaya a exponer al sol. En cualquier caso, es fundamental aplicar el protector solar de manera generosa , ya que, si al extenderlo sobre la piel queda una capa demasiado fina, el nivel de protección será menor. Que Se Pone Primero El Bloqueador O El Maquillaje Si te gustan los protectores solares en spray , sabrás que no es tan fácil medir exactamente cuánto te estás echando. Entonces, ¿ cómo aplicar protector solar en spray para que proteja bien la piel? La clave está en aplicarlo generosamente sobre la piel —a una distancia máxima de 10 cm— y extender el fotoprotector en spray mediante un suave masaje y de manera uniforme hasta su total absorción.

¿Cuánto tiempo dura un protector solar de 50?

  • El factor de protección solar (SPF) de un protector solar solo es completamente eficaz durante dos horas después de ser puesto.
  • Los expertos recomiendan llevar consigo un bote de SPF 30 a SPF 50, incluso en días nublados o lluviosos de verano.
  • Es posible broncearse con protector solar puesto que, aunque el SPF bloquea los rayos UVB dañinos, no impide que los rayos UVA de penetración profunda penetren en la piel y le den color.

La temporada de tomar el sol ya está aquí, y eso significa embadurnarse con protector solar para evitar dañar gravemente al ADN de las células de la piel, ya que esto podría desarrollar potencialmente un cáncer mortal. El melanoma mata a más de 10. 000 estadounidenses cada año, según la Skin Cancer Foundation. En España el aumento de cáncer de piel en los últimos cuatro años ha sido del 38% con más de 150. 000 nuevos casos que en 2016 se cobro 600 muertes. Esos casos de cáncer mortales generalmente son causados ​​por la radiación UV que se obtiene al permanecer muchas horas bajo el sol o quedarse dormido mientras uno se broncea.

  • Leer más:  6 síntomas que alertan de la posibilidad de padecer un cáncer de colon Caer en estos hábitos con demasiada frecuencia puede desencadenar la aparición de lunares cancerosos;
  • Marcas que deben ser detectadas a tiempo para evitar que el melanoma puede diseminarse a otras áreas del cuerpo y volverse difícil de controlar , incluso convertirse en un cáncer mortal;

Por lo tanto, es esencial protegerse con un protector solar si se va a pasar tiempo al sol, especialmente durante los meses más cálidos del verano , cuando el índice UV aumenta y el sol se vuelve más potente. En Bussiness Insider US se ha solicitado la ayuda de dos expertos en piel para explicar cuánto tiempo dura el protector solar y cómo volver a aplicarlo correctamente. Este es su mejor consejo: .

¿Qué pasa si me pongo protector solar en la noche?

Si tan obligatorio es usar protección solar alta los 365 días del año, igual de obligatorio es retirarlo correctamente por la noche. De no hacerlo, la piel puede ensuciarse, ya que las texturas de los solares suelen ser bastante gruesas y los poros terminan llenándose, dando lugar a puntos negros y comedones.

  1. ¿Responde esto a vuestra duda? Por supuesto que es innegociable retirar bien el filtro solar de la cara al volver de la playa y piscina (y, por supuesto, el resto del año que lo aplicas para evitar los daños del exposoma);

Si no sabes exactamente con qué producto es mejor hacerlo, te diremos que los expertos en cuidado de la piel recomiendan que se haga usando un producto de limpieza de base oleosa al que se suma, a continuación, una limpieza al agua. ¿Te ha sonado muy marciano? Tranqui , a continuación el Oráculo de la Belleza te lo explica despacito para que se entienda perfectamente.

See also:  Cual Es El Mejor Sellador De Maquillaje?

¿Cuándo se debe aplicar el protector solar?

El daño que los rayos solares pueden provocar a nuestra piel no es algo que deba tomarse con liviandad. Las consecuencias pueden ir de leves molestias a lesiones muy graves. ¿Sabes cómo emplear el bloqueador solar? Aquí todo lo que debes conocer sobre estos productos.

No es secreto para nadie que los protectores solares son productos químicos cuya finalidad es protegernos de la radiación ultravioleta. De esto se desprenden otras acciones, como evitar el eritema solar (enrojecimiento de la piel), el fotoenvejecimiento (deterioro progresivo de la piel por la exposición al sol), e incluso prevenir algunos tipos de cáncer a la piel.

Además, el bloqueador nos ayuda a prevenir la disminución de las defensas, ya que “el sol es un potente inmunosupresor de la piel, por lo tanto, facilita la aparición de infecciones virales. De todos es conocido, que si uno está mucho al sol puede tener herpes, por ejemplo, si es que uno no ha usado protección solar en los labios o en la piel en general”, detalla la D octora Irene Araya, Dermatóloga del Hospital Clínico Universidad de Chile.

  1. Sin embargo, tener una noción tan general de los protectores solares no basta, pues muchas veces no los empleamos como corresponde;
  2. Por ello te contamos lo que debes conocer sobre el producto más popular del verano: Distintas formas de protección: los bloqueadores tienen sus diferencias entre sí;

Existen dos tipos de filtros: los físicos y químicos. Los primeros permanecen más tiempo en la superficie de la piel (dando una apariencia blanquecina) y provocan el rebote de la radiación solar, impidiendo de esta manera que penetre en ella. Por otro lado, los filtros químicos absorben la radiación, evitando que penetre más profundo de la piel.

Son más “cosméticos” ya que no dejan a la piel con coloración nacarada. Para cada persona: en general, se recomienda que un niño comience a usar protector entre los seis y nueve meses. “Un niño requiere de protector solar del tipo físico, que no se absorba muy fácilmente”- señala la doctora Araya, quien agrega que- “antes de los 9 meses el niño está muy expuesto a absorber algunas sustancias químicas que contienen los protectores [químicos], y eso puede ser tóxico”.

En el caso de los adultos, es importante considerar su tipo de piel y las actividades que realiza mientras requiere fotoprotección. Para las pieles grasas, el mejor bloqueador es en gel o spray, ya que las cremas habituales (del tipo “físico”) son comedogénicas, es decir, fomentan el acné.

  • Asimismo, existen líneas de bloqueadores “sport”, pensadas en los deportistas que, debido a su actividad y sudoración, requieren un bloqueador que se absorba bien localmente y no alcance o se propague a zonas sensibles como los ojos;

Para elegir bien hay que fijarse en el rotulado de cada producto, donde se especifican sus particularidades. Todo el día: sea invierno o verano, otoño o primavera, la dermatóloga recomienda usar todos los días bloqueador, ya que la radiación persiste independiente de la presencia del sol.

Al momento de untarse, la distribución del producto no sólo debe ser homogénea, sino que constante a medida que vaya desapareciendo. La Doctora Araya indica que “la norma internacional dice que lo ideal es aplicarse [bloqueador] cada dos o tres horas.

Depende obviamente de dónde estés. Si estás bajo techo trabajando en una oficina, obviamente que no es necesario, o si estás en una piscina y te metes al agua cada cinco minutos, tendrás que aplicarte cada cinco minutos ya que se fue el bloqueador”. Esta regla es la misma tanto para grandes como chicos.

¿Qué tanto importa el factor?: el factor de protección solar (FPS) indica la efectividad de un bloqueador para prevenir las quemaduras ocasionadas por los rayos UVB. La norma internacional señala que el adecuado es el factor sobre 30.

Si bien antes se usaba mucho el factor 15, se cambió la recomendación debido a la poca cantidad de bloqueador que utiliza la gente, por lo que se subió el factor. Respecto a este aumento de la dosis de protección, la dermatóloga explica que “lo ideal es aplicarse 2 mg.

de bloqueador por centímetro cuadrado [de la piel]. Nadie hace eso. Estamos hablando del sistema de las cucharaditas. Una cucharadita para cara y cuello, una cucharadita para cada pierna, entonces, estarías ocupando en un adulto unos 35 o 40 gramos diarios.

Estamos hablando de medio tubo de bloqueador solar por aplicación. ¿Quién hace eso? Nadie. ” En Chile, el Instituto de Salud Pública determinó como tope el factor “50 +” , lo que se traduce en que no están disponibles en el mercado los factores 60, 70 o mayores.

La razón de esto, como bien aclara la Doctora Araya, es que “en realidad, entre un factor 50 o un factor 100 hay prácticamente entre un 3% a un 5% más de incremento de la protección, lo cual en términos globales no es significativo.

Entonces, una persona que ocupa un factor 50 está bien y no necesita un factor más alto. ” En cuanto a enfermedades: el bloqueador ayuda a prevenir el fotoenvejecimiento , algunos tipos de cáncer a la piel, reactivaciones virales, afecciones menos comunes como la erupción polimorfasolar o urticarias solares, algunas fotodermatosis (enfermedades agravadas por el sol), como la rosácea, lupus cutáneo, y la activación de patologías genéticas como la xerodermia pigmentosa.

Algunos medicamentos consumidos por pacientes pueden generar mayor sensibilidad de la piel a la luz. Tal es el caso de la interacción con diuréticos o fármacos para diabéticos. “Es bien importante que los colegas adviertan a los pacientes.

Si le estoy dando hidroclorotiacida (diurético) a una persona, advertirle ‘oiga, si va a salir a la calle, póngase protector o se va a quemar’. No es culpa del medicamento, sino que es una reacción química por efecto de las dos cosas”, asevera la especialista.

Horario para exponerse: es importante tener claro que la temperatura ambiental y radiación solar no siempre van de la mano. Si tenemos 33şC en determinada hora, no necesariamente va a ser el horario con más radiación.

Existe el “mediodía solar”, momento en que se produce el impacto más directo de la radiación ultravioleta, de manera perpendicular a la tierra. En general, es cercano a las 12. 00 hrs. , pero no siempre coincide. Por ello, es importante ver los indicadores de radiación expuestos por la Dirección Meteorológica de Chile (www.

meteochile. cl). La especialista del Hospital Clínico recomienda ir a la playa antes de las 11. 00 hrs. o después de las 16. 00 hrs. No obstante, hace un alcance pues “hay que tener harto cuidado también, porque yo estaba viendo el otro día que mucha de esta radiación, el peak máximo se produce muchas veces entre las 16.

00 y 17. 00 hrs. Entonces, ojo que estamos recibiendo mucha radiación en la tarde, no necesariamente a las 12. ” Hay más: es importante recalcar que la protección solar no es sinónimo de cremas. El uso de bloqueador ayuda, pero no es lo primordial. Lo importante es tener cultura de fotoprotección, ya sea buscando siempre la sombra, no exponerse al sol en el horario peak de radiación y no acudir a lugares como el solárium, rendido ante el concepto del bronceado estético.

See also:  Que Es Rimel De Maquillaje?

En varios países existe ropa especial que otorga protección tanto para niños como adultos. En Australia, según cuenta la doctora Araya, ha disminuido considerablemente la cifra de cáncer a la piel por el énfasis que se le ha dado a este tipo de vestimenta.

Obtenerla tiene su costo, por lo que ella aconseja como alternativa usar ropa manga larga. Al momento de bañarse, se puede sacar, pero una vez fuera del mar o la piscina, lo ideal es volver a cubrir el cuerpo para evitar más daño solar. “La protección solar va más allá de comprarse una cremita y estar tranquilo con la conciencia.

¿Cuántas veces al día se debe usar protector solar?

Cuando hablamos de protección solar nos encontramos con ciento de dudas, miles de mitos y todo eso nos deja muy confundidas. Una de las consultas más habituales es si hay que reaplicar el protector solar cada 2 o 3 horas, aún estando en ciudad. La respuesta es sí, siempre se debe reaplicar el protector solar cada 2 o 3 horas, ya que con el correr del tiempo la protección va disminuyendo y se hace indispensable volver a aplicar el producto para garantizar su efectividad.

Otro de los errores frecuentes que se suelen cometer en torno al cuidado del daño solar es pensar que no debemos aplicar filtro los días nublados, pero lo cierto es que las nubes dejan pasar hasta el 85% de los rayos ultravioleta.

Te invitamos a repasar algunos consejos para garantizar la protección de tu filtro solar: – Es indispensable elegir correctamente el factor de protección solar dependiendo de tu tipo de piel. – Es necesario que apliques el protector solar de 20 a 30 minutos antes de la exposición.

Este es el tiempo que demora en absorberse en la piel y ser efectivo. – Debés colocar suficiente cantidad de filtro solar para que la protección sea óptima. Asegurate de aplicarlo de forma uniforme cubriendo toda la zona.

– Prestá especial atención cuando aplicás protector sobre zonas sensibles como orejas, empeines, calva, párpados, pecho, nuca y hombros. Dermaglós cuenta con un protector solar especialmente formulado para proteger la piel de tu rostro. El Protector Solar Facial FPS 30 tiene efecto matificante y ayuda a controlar el exceso de brillo de tu cutis. Además tiene una presentación ideal para llevar en la cartera y que te acompañe a todas partes. ¡Eso no es todo! La piel de tus labios también debe ser protegida diariamente de las agresiones del entorno.

El  Protector Labial FPS 30 Dermaglós  humecta tu piel mientras bloquea los rayos UVA y UVB, los protege del resecamiento y el envejecimiento prematuro de la piel. El cuidado de la piel es necesario estés donde estés.

No olvides que protegerte del sol no solo es importante para la belleza de tu piel, sino que es indispensable para tu salud..

¿Qué pasa si me pongo protector solar todos los días?

Retrasar el envejecimiento – Además del factor salud, utilizar protector solar todos los días contribuye a retrasar el envejecimiento de la piel. Si te proteges del exposoma todos los días, podrás retrasar que la piel se torne flácida, que aparezcan arrugas y manchas.

¿Cuál es la diferencia entre un bloqueador solar y un protector solar?

DIFERENCIAS EN EL NIVEL DE PROTECCIÓN – Como lo mencionamos en un artículo anterior sobre los rayos UV , tanto los rayos UVB como los UVA pueden causar daños a nuestra piel. En el caso de los UVB , son absorbidos por la Epidermis (capa externa de la piel); y los rayos UVA , son capaces de penetrar de manera más profunda y llegar hasta la Dermis.

¿Cuál es el orden de las cremas de la cara?

¿Que se aplica primero la crema hidratante o la humectante?

Lo primero que se debe de hacer es aplicar un hidratante, para luego seguir con el humectante, pero si quieres ser más específico, entonces enfócate en tus necesidades. Si tu piel luce delgada, apagada, con arrugas o flacidez, lo más probable es que sea deshidratación y lo que necesitas es un hidratante.

¿Cuánto tiempo se deja la crema hidratante?

Que Se Pone Primero El Bloqueador O El Maquillaje No usar la paleta, entre los errores más comunes. Foto: Getty Sabemos que hay que elegir la formulación según las necesidades reales y cambiantes de nuestra piel en cada momento del año. No pide lo mismo en verano que en invierno, ni es lo mismo vivir en una región húmeda que en otra seca. También sabemos que los cuidados deben aplicarse sobre una piel limpia y con un suave masaje para optimizar la penetración de los activos.

  • Tenemos estas pautas interiorizadas y estamos convencidas de que nada puede fallar;
  • ¿O sí? Las expertas advierten que, sin darte cuenta, puede que estés cometiendo errores que hacen que tu carísima crema hidratante no actúe todo lo bien que querrías;

No dar tiempo a que se absorba el sérum El sérum suele ser una solución acuosa con ingredientes ligeros. Es decir, moléculas de menor tamaño que penetran hasta las capas más profundas de la epidermis (ácido glicólico, ácido hialurónico de baja densidad…).

Las cremas son emulsiones más o menos oleosas que permiten incorporar activos de mayor tamaño molecular, como los péptidos o las ceramidas. Su función, entre otras, es la de ‘sellar’ la humedad creando un efecto barrera que favorece la absorción, impide la pérdida de agua epidérmica y restaura los lípidos del manto hidro-lipídico.

Si las aplicamos a la vez, o casi simultáneamente al sérum, creamos un mejunje con muchas posibilidades de que los grandes taponen el paso a más ligeros. Un error frecuente cuando vamos con prisas que limita la efectividad del tratamiento. Y que supone que no saques partido a ese sérum en el que has invertido un pastón.

See also:  Como Quitar Una Mancha De Maquillaje En La Ropa?

«Como regla general, hay que esperar a que el anterior producto cosmético se haya absorbido para aplicar el siguiente. Como esto dependerá de la textura y tipo de piel, no hay una regla de oro en cuanto a tiempos de absorción y nos debemos guiar por la sensación que observemos en nuestra piel.

Con las fórmulas actuales debería bastar un intervalo de entre 20 segundos y 1 minuto para una absorción completa», explica Miguel de Soria, director de marketing de Artistry. Insiste también en que respetar el orden no es sustituir la crema por el sérum para simplificar y acabar antes.

No usar la paleta Esa especie de cucharita de helado que viene junto a tu tarro de crema es para que no metas el dedo en la crema. «Los dedos y uñas siempre llevan gérmenes. Introducirlos en la crema es una manera simple de contaminar el producto.

La paleta aplicadora está concebida para evitarlo. Sin embargo, casi todas olvidamos hacerlo, y yo me incluyo. La usas el primer día, luego se te olvida dónde está y acabas tirándola. O la dejas en algún lugar perdido y, a la hora de usarla, tampoco está limpia», declara la doctora María Vitale, directora médica del área de Dermatología de Cantabria Labs.

Ponerte de más (o de menos) La gran duda al enfrentarnos a la crema es cuánto hay que poner. «Cada producto tiene su dosificación. Tan malo es pasarse por exceso como por defecto. Con una textura ligera es fácil quedarse cortos, mientras que con las que son más ricas la tendencia es a pasarse.

Cuando hay dosificador, la cantidad exacta suele ser una dosificación (un pump). Si es de tarro, una cucharita (sin copete)», explica Inmaculada Canterla, farmacéutica especialista en Dermocosmética y Directora de Cosmeceutical Center. Con lo de cucharita se refiere a la paleta de la que antes hablábamos y que casi todas perdemos.

En su ausencia, toma como medida lo que quepa de forma razonable en la punta del dedo. «En cualquier caso, la cantidad va condicionada por el producto que se ha aplicado antes o el estado de la piel. El jabón, el suero o, incluso, el tipo de agua con la que nos hemos lavado el rostro, van a condicionar la receptividad de la piel».

Confundir ingredientes «Cuando hablamos de ingredientes hidratantes metemos en el mismo saco las palabras hidratante, emoliente, humectante y oclusivo. Aunque parecidas, no son exactamente lo mismo», advierte Cristina Carvajal, ingeniera química y autora del blog Cosméticos al desnudo.

En un más que interesante capítulo de su libro Inteligencia Cosmética (ed. Arcopress) dedicado a la hidratación repasa las diferencias entre esos cuatro conceptos. «Hidratante es una emulsión de agua y fase grasa, donde podemos encontrar aceites, siliconas o ésteres.

Oclusivo quiere decir que crea una capa que impide que el agua se evapore. Pertenecen a este grupo la cera de abejas, manteca de cacao o de karité, dimeticona…». Aquí empezamos con los matices. De entrada, oclusivo no es sinónimo de comedogénico. Un ingrediente oclusivo se limita a crear una capa sobre la piel.

El comedogénico, en cambio, penetra en los poros y los tapona. «El concepto de emoliente implica que suaviza, calma, alisa y mejora el aspecto de la piel. Por ejemplo, algunos compuestos emolientes hinchan los corneocitos, difuminando las arrugas».

En este grupo hay muchos aceites, pero también nos encontramos a las siliconas, el sorbitol o los ésteres alquílicos. Por último, quedan los activos humectantes. «Son moléculas higroscópicas, es decir, atraen y retienen la humedad». Aquí están el famoso ácido hialurónico, la glicerina, la urea y el colágeno, entre otros.

  1. Una buena hidratante suele combinar los cuatro conceptos;
  2. Lo que hay que tener muy presente y que tendemos a pasar por alto, ahí nuestro gran error, es cuál tiene mayor presencia;
  3. Esto es fácil de conocer echando un vistazo al INCI (la lista de ingredientes);

Por ley, deben ordenarse de mayor a menor según su porcentaje en la fórmula. Si predominan las siliconas será emoliente. Son esas cremas de ‘efecto Cenicienta’ o ‘acción flash’ : te dejan la cara ideal nada más aplicarlas, pero a las dos horas está tirante y seca de nuevo.

  • Son perfectas como base de maquillaje para una ocasión especial;
  • Si vas a dar un paseo por el desierto, echa mano de una oclusiva para no perder ni una gota de humedad;
  • En cambio, si lo que buscas es mejorar la hidratación a largo plazo, toca echar mano de ácidos hialurónicos de distintos pesos moleculares o de otros ingredientes muy emolientes;

«Incluso una crema con lípidos epidérmicos (ceramidas, aceite de argán o de borraja…)». Aplicarla sobre una piel totalmente seca ¿Sabías que una piel ligeramente húmeda genera una tensión física que favorece la absorción de los productos de hidratación? Esa humedad no debe ser de agua sin más, ya que altera el pH de la capa córnea.

El producto indicado para crear ese velo de humedad es el tónico. O las cada vez más utilizadas lociones que crean un puente entre la fase de limpieza y la de tratamiento. «Para obtener los mejores resultados aplicaremos nuestra crema hidratante poco después del proceso completo de limpieza, incluido el tónico y la loción, y antes de que la piel esté completamente seca.

En mi rutina utilizo hasta dos lociones antes de aplicar la hidratante», señala Miriam Quevedo , directora de la firma de alta cosmética que lleva su nombre. «Este gesto, además, otorga a la crema hidratante la oportunidad de retener esa hidratación ya existente».

La temperatura de la piel también influye. «Aconsejo limpiar el rostro con agua tibia. La epidermis contiene aceites naturales que la protegen y actúan como una barrera. Cuando usamos agua caliente, estamos ablandando esa capa y eliminando estos aceites.

Para secar, basta con acercar a toques una toallita ultrasuave de microfibra para retirar el exceso de humedad sin arañar la piel»..

¿Cuáles son las mejores cremas hidratantes para la cara?